Diez negritos-agatha-Christie

Reseña Diez Negritos, Agatha Christie

Diez Negritos es la novela de Agatha Christie más leía en el mundo, y la que le otorgó el título de Dama del crimen. También, en palabras de la autora, fue la más difícil de escribir para ella, la más complicada. Nada sorprendente, dada la complejidad de la trama, como se entretejen pasado y presente entre los diez invitados del misterioso señor Owen…

Y no quedó ninguno

El título original de la novela, tal como la escribió Agatha Christie, fue And then there were none (Y no quedó ninguno), derivado de la última línea de la canción infantil con la que comienza el libro. Fue Collins Crime Club quien, al publicarla en 1939 decidió llamarla Diez negritos (Then little niggers), basándose en la letra de la canción.

En Estados Unidos, sin embargo, la edición de 1940 mantuvo el título original, And then there were none, porque el término nigger resultaba (y aún en muchos estados lo es), ofensivo para la población afroamericana. Por ello, en la reedición de 1964, la titularon Ten litlle indians (10 pequeños indios).

Una historia que fascinó a la autora

Agatha Christie contaba que, cuando comenzó a esbozar la novela en su cabeza, le fascinó la idea de un grupo de extraños que van siendo asesinados uno tras otro, hasta, como dice la canción, no quedar ninguno.

También, como te he contado al principio, dijo que fue para ella la más difícil de escribir. Y no es para menos, si tenemos en cuenta que era una escritora de brújula, que cuando comenzaba una novela, ni ella sabía quién era el asesino.

Precursora del cine de terror

Una idea que Hollywood tomó prestada para muchas películas de terror, en la que sus protagonistas morían uno a uno a manos de un psicópata, una casa encantada, una criatura salvaje…, todas ellas basadas en la estructura creada por la autora. Si no, pensad en películas como La matanza de Texas, Pesadilla en Elm Street, Scream….

 

Diez-negritos

 

Sinopsis Diez negritos Agatha Christie

La novela comienza presentándonos a los protagonistas, la mayoría de viaje en tren, cada uno  contándonos el motivo por el que han sido invitados a su mansión por el misterioso dueño de la Isla del negro, un islote en la costa de Devon. Mientras nos lo cuenta, la autora, con maestría, nos da pinceladas del pasado de cada uno. Ahí es cuando la novela empieza a atraparte, porque quieres saber más de cada uno de ellos, qué es lo que esconden y, sobre todo, cuál es el verdadero motivo que les lleva a la isla del Negro.

Son trasladados a ella en barca, el único modo de entrar, y por tanto de salir de la isla. Cuando llegan a la mansión, el matrimonio que la cuida pide que disculpen al señor Owen, porque no ha podido llegar.

A las ocho, cuando todos están reunidos para cenar, oyen una voz que les acusa a cada uno de «los siguientes crímenes», y va desgranando cuál es que ha cometido cada uno. La voz termina diciendo que, antes de que acabe la noche, uno de ellos morirá.

Sin posibilidad de salir de la isla, por la fuerte tormenta que se ha desatado, uno a uno van muriendo. Pero, ¿quién es el asesino?

 

frase-diez-negritos

Opinión Diez Negritos Agatha Christie

Para mí, es una de las mejores, si no la mejor, novela de la autora. Cierto que no está protagonizada por Miss Marple o Hércules Poirot, pero la estructura de la novela, cómo se desarrolla la trama, la muerte de los personajes, todo está perfectamente engarzado, sin que haga aguas por ningún lado.

Una novela imprescindible para los amantes del género negro y policíaco. Y, para escritores de novela negra como yo, una masterclass soberbia de cómo mantener la intriga desde la primera a la última página.

 

Múltiples adaptaciones al cine y al teatro

La novela se llevó al teatro en 1943 con el título Diez negritos, y fue la propia Agatha Christie la que escribió el guion, porque resultaba un desafío para ella. Como curiosidad, te cuento que, en esta adaptación se cambió el final, porque tanto ella como los productores temían que los espectadores salieran del teatro con el ánimo por los suelos.

En 2005 Kevin Elyot hizo una nueva adaptación de la novela al teatro, esta vez manteniendo el final y bajo el título original de la autora.

Cine

En 1945 se realizó la primera adaptación cinematográfica, bajo el título de And then there were none, dirigida por René Clair. No he visto esta versión pero sí la rodada en 1974 por Peter Collinson  bajo el título Diez negritos. Esta, como se hizo habitual en las adaptaciones de las novelas de la autora, cuenta con un elenco de estrellas de la época, como Oliver Reed, Elke Sommer, Richard Attenborough (sí, quien encarnó al creador de Parque Jurásico en la película de Steven Spielberg) e incluso estrellas de la canción de entonces como Charles Aznavour. Para mí es una gran adaptación, un poco libre, pero que supo trasladar toda la intriga, angustia y claustrofobia de la novela.

En 2015 la BBC produjo una miniserie de tres capítulo basada en la novela.

Juego de ordenador

Documentándome para este artículo he visto que hasta se hizo un juego de ordenador basado en la novela, cuando no era tan común como ahora, por The Adventure Company en 2005, que fue el primero de una serie basada en las novelas de la autora.

Canción infantil

Para terminar, os dejo con la canción infantil que, repetidamente, escuchan los invitados a la Isla del Negro antes de que uno de ellos sea asesinado…

 

Diez negritos se fueron a cenar.

Uno de ellos se asfixió y quedaron Nueve.

Nueve negritos trasnocharon mucho.

Uno de ellos no se pudo despertar y quedaron Ocho.

Ocho negritos viajaron por el Devon.

Uno de ellos se escapó y quedaron Siete.

Siete negritos cortaron leña con un hacha.

Uno se cortó en dos y quedaron Seis.

Seis negritos jugaron con una avispa.

A uno de ellos le picó y quedaron Cinco.

Cinco negritos estudiaron derecho.

Uno de ellos se doctoró y quedaron Cuatro.

Cuatro negritos fueron a nadar.

Uno de ellos se ahogó y quedaron Tres.

Tres negritos se pasearon por el Zoológico.

Un oso les atacó y quedaron Dos.

Dos negritos se sentaron a tomar el sol.

Uno de ellos se quemó y quedó nada más que Uno.

Un negrito se encontraba solo.

Y se ahorcó y no quedó… ¡Ninguno!

 

Si te ha gustado este artículo, compártelo en redes sociales para que llegue a más gente.

¡Gracias!

Sin Comentarios

Publicar un comentario