¿NECESITAS AYUDA CON LA DOCUMENTACIÓN DE TU NOVELA?

Tienes una idea estupenda para tu novela criminal. Te encantan los personajes, la trama, e incluso tienes pensado el final. Ya solo queda sentarte a escribir y dejar que lo que imaginas en tu cabeza se haga realidad en el papel.

Pero cuando tu detective detiene a un sospechoso o tu co-protagonista abogado/a llega al juzgado, caes en que todo tu conocimiento del sistema legal español se basa en películas anglosajonas, y no tienes ni idea del procedimiento para registrar la casa del sospechoso o de cómo comienza un juicio.

Aquí, tienes tres opciones:

Cerrar los ojos y rezar para que en España, las leyes y el sistema legal sean como en las películas, camino que te garantiza errores de documentación en tu novela.

Buscar a alguien que te ahorre esas horas de búsqueda y que te pueda asesorar con esa parte de la documentación.

Buscar tú mismo/a la información en Internet; tras horas leyendo blogs, no has encontrado la información que necesitas o no estás seguro/a de que esté actualizada. Y si entras en la LECRIM, aún peor, porque no hay quien entienda la jerga jurídica.

¿De verdad una buena documentación es tan importante?

Piénsalo. O mejor, piensa en ti. ¿Cuántas novelas, películas y series criminales lees o ves al año? Muchas, seguro; de todas has ido interiorizando conceptos que hacen que, aunque no te conviertan en un experto/a criminalista o abogado penalista, sabes lo que está mal.

 

La falta de documentación puede llevar a que tu detective privado/a haga algo que, por ley, no puede y acabe entre rejas. Quizá tu inspector de policía se olvide de solicitar una orden judicial o meta las narices en las competencias de la Policía Científica o Judicial.

 

Aquí tu magnífica novela se irá al traste, porque cualquier abogado de la defensa conseguiría la nulidad de las pruebas contra tu asesino antes de que puedas decir «ficción criminal».

¿Cómo puedes evitar esto?

Haré una lectura crítica de tu manuscrito antes de que lo publiques, analizando toda la documentación legal o forense que hayas introducido en tu novela.

Con esta lectura, detectaré todos los posibles errores que puedas haber cometido y, en comentarios, te diré cómo subsanarlos, o te haré sugerencias de cómo deberían haber actuado tus personajes para evitarlos.

Aparte de la tranquilidad de saber que todo es correcto, te ahorraré horas de búsqueda de documentación, tiempo que tú podrás dedicar a escribir tu siguiente novela.

¿Por qué puedo ayudarte?

Soy Licenciada en Derecho, lo que me permite descifrar con soltura el lenguaje jurídico y encontrar justo lo que necesitas para que la documentación de tu novela esté actualizada y no haya ningún error.

 

Además, tengo una larga trayectoria como escritora de novela negra y criminal por lo que estoy acostumbrada a buscar documentación actualizada para mis novelas: La LECRIM, el Estatuto de la Abogacía, el Código Penal, la Ley del Jurado… etc., aparte de todos los aspectos forenses: cómo procesar una escena del crimen, cómo se procede en una autopsia, cadena de custodia, documentación de pruebas…

 

Mi trabajo como escritora me hace estar al día de todas las novedades que aparecen en estos campos, conocimientos que puedo aplicar a tu novela.

Qué no incluye la asesoría documental

No se trata de una lectura beta, aunque mi asesoría ayudará a dotar a tu manuscrito de mayor veracidad y, por tanto, mejor calidad.

¿Cómo solicito asesoría?

Solo tienes que rellenar el formulario que encontrarás más abajo. Tras recibirlo, me pondré en contacto contigo para acordar la fecha de entrega según disponibilidad.

En la fecha acordada, te enviaré el presupuesto y la forma de pago.

Una vez realizado el pago, me enviarás tu manuscrito en formato Word (docx).

En la fecha que hayamos acordado, recibirás tu manuscrito con comentarios en el texto y un informe sobre la documentación aportada en la novela.

Precio

Relatos de hasta 10.000 palabras

15€ (tarifa plana)

Novelas

1,40€ / 500 palabras

Solicita asesoría

    He leído y acepto la Política de Privacidad de esta página.