Novelas de Stephen King: las mejores adaptaciones al cine

Convertir una novela en guion  cinematográfico no resulta fácil si se quiere conservar la esencia del libro. Pero si lo que se adapta son las novelas de Stephen King, resulta aún más complicado, porque hay que lograr no solo transmitir la esencia, sino toda la atmósfera terrorífica que hace que muchos de sus lectores hayamos tenido que dormir alguna vez con la luz encendida después de leer sus libros o tener que cerrar de cuando en cuando el libro para digerir el suspense que nos ha mantenido en vilo durante toda la novela.

Multitud de adaptaciones al cine y la televisión

Resultaría imposible recoger en este artículo la multitud de adaptaciones que, en cine y televisión, se han hecho de las novelas de Stephen King. No en vano, se trata de uno de los escritores más prolíficos de la actualidad, con sesenta y un novelas publicadas, (siete bajo el seudónimo de Richard Bachman), más de doscientos relatos y novelas cortas y siete libros de no ficción.

De todos ellos ha vendido más de 350 millones de ejemplares en todo el mundo; no es extraño que la industria del cine volviera sus ojos hacia las obras de este escritor para transformarlas en películas. En total, se han hecho 71 adaptaciones cinematográficas de sus novelas, con mayor o menor éxito. Por ello, vamos a centrarnos en las diez mejores, en opinión de crítica y público, aunque no siempre Stephen King ha estado de acuerdo.

 

Carrie (1976)

Basada en Carrie, la primera novela que King publicó en 1974, nos cuenta la historia de una muchacha con poderes telequinéticos maltratada por su madre y sus compañeros de instituto. Un manuscrito que él tiró a la papelera porque no lo consideraba bueno y fue su mujer Tabitha quien lo rescató y le animó a que lo terminara.

Estrenada en 1976 y dirigida por Brian de Palma, se trata de una de las mejores adaptaciones al cine de las novelas de King, a lo que contribuye un reparto espectacular, encabezado por una espectacular Sissy Spacek en el papel de Carrie, a la que acompañan Piper Laurie, soberbia encarnando a su madre, Margaret White. También encontramos a William Katt, John Travolta y Nancy Allen.

Todo el film resulta impactante, ya desde el plano cenital del comienzo, mientras la cámara va descendiendo y mostrándonos poco a poco la imagen, que nos deja sin aliento hasta el final de la película.

En 2013 se estrenó un remake de esta película, protagonizado por  Chloë Grace Moretz como Carrie y Julianne Moore en el papel de su madre, pero no logró el impacto de la versión de Brian de Palma.

“El resplandor” (1980) (The shining)

Según los entendidos, es la mejor adaptación que se ha hecho de una novela de Stephen King, aunque este nunca se ha cortado en decir que no le gustó nada. Quizá porque Stanley Kubrick hizo una “adaptación libre” de la misma, y King siempre ha dicho que no logró transmitir el espíritu del libro.

De hecho, se sabe que fueron numerosas las discusiones y diferencias entre el escritor y el director durante el rodaje de El resplandor  y King acabó tan disgustado que participó en otra adaptación para la televisión que se hizo poco después.

Pero, diferencias aparte, es indudable que Kubrick logró un film en el que un niño montado en su triciclo por un pasillo o un par de adorables gemelas nos pusieron los pelos de punta, mientras nos contaba el viaje a la locura de su protagonista en un hotel maldito.

Además del director, mucho mérito de la calidad del filme es la impresionante actuación de Jack Nicholson en el papel de Jack Torrance y de Shelley Duval en el papel de Wendy Torrance. Quizá es este el personaje que más cambia con respecto a la novela, porque en la película aparece como un ser frágil y vulnerable, sin personalidad ni valentía. De hecho, Kubrick, para lograr hacer su personaje más creíble la presionó durante todo el rodaje, hasta aterrorizarla realmente.

 

Cuenta conmigo (Stand by me)

La película está basada en El cuerpo, una novela corta publicada en la colección Las cuatro estaciones en 1982. Según ha contado el escritor, esta historia está basada en un hecho real, la muerte de un amigo suyo atropellado por un tren cuando él era adolescente.

King se sale en esta novela del registro de terror y thriller al que nos tiene acostumbrados, lo que Rob Reiner, el director consigue transmitir en un film sobre la amistad protagonizado por cuatro niños muy distintos entre sí que juegan a ser héroes.

Los diálogos entre los cuatro protagonistas son memorables, cuenta con momentos de auténtica tensión (no en vano es de King) y enriquecida con las historias que el protagonista, un joven aspirante a escritor, cuenta a sus amigos.

Cada uno de los jóvenes, Gordie Lachance, el protagonista, y sus tres amigos, Chris Chambers, Teddy Duchamp y Vern Tessio tienen además vivencias que les han marcado que se van desvelando a lo largo de la novela, componiendo una historia de amistad entre cuatro chavales muy diferentes entre sí.

Dirigida, como he dicho, por Rob Reiner, está protagonizada por Will Wheaton (sí, el mismo que aparece en The Big Bang Theory) en el papel de Gordon Lachance y de River Phoenix en el de su amigo Chris Chambers, Corey Feldman  como Teddy Duchamp y Jerry O’Connell encarnando a Vern Tessio.

La banda sonora tampoco tiene desperdicio, comenzando por la canción que da título a la película, Stand by Me, compuesta e interpretada por Ben E King, además de otros temas como Come softly to me, Yakety Yak o Great Balls of fire, memorables canciones de los 60.

Misery (1990)

Basado en la novela del mismo nombre, Stephen King siempre ha dicho que esta es una de las adaptaciones que más le han gustado de sus novelas, sobre todo por la increíble actuación de Kathy Bates en el papel de Annie Wilkes, por la que la actriz se llevó ese año un muy merecido Oscar.

Su capacidad de pasar de la inocencia y candidez más absoluta a ser uno de los personajes más aterradores que ha dado la literatura (sobre todo para los que nos dedicamos a este oficio de escribir) es indescriptible. La película, además, transmite perfectamente la atmósfera claustrofóbica y opresiva en la que James Caan, que interpreta al escritor Paul Sheldon se encuentra tras un accidente de coche, componiendo un thriller psicológico realmente impactante, como logró hacer King en su novela Misery.

 

It (1990)

Para mí una de las películas que más nos ha puesto los pelos de punta y la responsable de que muchos de sus espectadores desarrolláramos coulrofobia o miedo irracional a los payasos, aunque en este caso estuviera más que justificado, por culpa de Pennywise, su protagonista.

Basada en la novela del mismo nombre publicada por King en 1986, IT (Eso en español) nos cuenta la historia de un monstruo que cambia de forma para alimentarse del terror que produce en las víctimas, y acosa  a «El club de los perdedores»por lo que solo puede ser definido como Eso.

Dirigida por Tommy Lee Wallace, fue Tim Curry el encargado de encarnar a Pennywise, acompañado de Dennis Christopher, Richard Masur, Annette O’Toole, Tim Reid, John Ritter, Richard Thomas, Harry Anderson, Seth Green, Ben Heller y Emily Perkins, entre otros.

En 2017 se estrenó un remake de este film, con Bill Skarsgård en el papel de Pennywise, y en 2019 la segunda parte de esta, It Capítulo II.

 

Cadena perpetua (1994) (The Shawshank Redemption)

Basada en otra novela corta titulada Rita Hayworth y la redención de Shawshank, publicada también en la colección Las Cuatro Estaciones es otra de las adaptaciones favoritas de King, que obtuvo también un gran éxito de crítica y público, tanto que fue nominada al Oscar a la mejor película.

El argumento nos lleva a la cárcel donde el protagonista, Andrew “Andy” Dufresne, acusado de matar a su mujer y su amante, ha sido condenado a cadena perpetua, donde conoce a Ellis Boyd ‘Red’ Redding, capaz, como él mismo dice, de conseguir cualquier cosa. Lo que comienza como un drama carcelario se transforma en un thriller que acaba con una de las tomas más recordardas de la historia del cine, que no os voy a contar cuál es por si no la habéis visto.

Las actuaciones de Tim Robbins y Morgan Freeman (este último nominado también a un Oscar) son sin duda un plus para esta cinta, aparte de la banda sonora, que también es una delicia escuchar.

 

 

Eclipse total (1995)

Basada en la novela Dolores Claiborne, publicada en 1992, título que se mantiene en la película original,  cuenta de nuevo con Kathy Bates en el papel de la protagonista, que es acusada de asesinar a la dueña de la casa donde trabaja como asistenta. Al enterarse, su hija, a la que no ve hace tiempo, vuelve a Little Tall Island para tratar de probar la inocencia de su madre.

Como ocurriera en Misery, la interpretación de Kathy Bates es soberbia, y tiene la réplica perfecta en Jenifer-Jason Leight en el papel de su hija. Pero es que la novela también lo es, una obra que indaga en la psicología torturada de los personajes, en sus secretos y en las vidas aparentemente tranquilas de los habitantes de un pequeño pueblo de Maine.

 

La milla verde (1999) (The Green Mile)

Es otra de las adaptaciones favoritas de King, según él mismo ha dicho, sobre todo por la fidelidad de la cinta a la novela del mismo nombre, tanto que el propio escritor la definió como «la película que ha representado de manera más fiel lo que decía la novela».

El film nos traslada al corredor de la muerte  en la penitenciaria de ‘Cold Mountain’ de Luisiana, en 1930, como parte de una historia narrada por uno de los oficiales de la prisión,  Paul Edgecomb que tiene como protagonista a Brutus “mole” HOwell, un preso con poderes paranormales.

Dirigida por Frank Darabont y protagonizada por Tom Hanks y Michael Clarke Duncan, la cinta, con un metraje de más de tres horas, no se hace en absoluto pesada, sino que se convierte en una muestra más de como King, además de ser el Mago del Terror, es capaz también de comprender los entresijos de la psicología humana, de contarnos historias que nos llegan muy dentro, nos enseñan, y nos enriquecen.

Aunque a veces nos dé un buen susto.

 

Para terminar, como curiosidad os contaré que el propio Stephen King protagonizó uno de los episodios de la película de 1982 Creepshow, dirigida por George A. Romero, más concretamente La Solitaria Muerte De Jordy Verryl, aunque esta no se encuentra entre las mejores adaptaciones de sus novelas, como ha ocurrido en otras ocasiones.

Si echáis de menos alguna, contádmelo en comentarios, así como las que más y menos os gustaron de las adaptaciones de King al cine.

 

Sin Comentarios

Publicar un comentario